ambulance bed bolt briefcase calendar chain chevron-left chevron-right clock-o commenting-o commenting comments diamond envelope-o envelope facebook feed flask globe group heart-o heart heartbeat hospital-o instagram leaf map-marker medkit phone quote-left quote-right skype star-o star tint trophy twitter user-md user youtube
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
▷ Alimentos laxantes naturales para el  ⇒ estreñimiento

¿Cómo puedo ir al baño?

Cada persona tiene necesidades fisiológicas distintas así que la frecuencia de las evacuaciones va depender directamente del individuo.

Sin embargo, si en tu cabeza no puedes dejar de buscar una solución para la incógnita de ¿Cómo puedo ir al baño? Pues empieza por aplicar las medidas que te dejamos a continuación

Tomar líquidos para ir al baño

Tomar abundante liquido durante el día ayudara a que las heces tengan una consistencia más pastosa y sean más fáciles de excretar. Tomar sorbitos de agua a lo largo del día te ayudara a mantenerte hidratado e ir al baño de forma regular.

Increibles ofertas en todos nuestros poductos

Los zumos de fruta, el té y las sopas son una excelente forma de incluir liquido en las comidas de forma sencilla y agradable al paladar

Hacer ejercicio ayuda a ir al baño

El ejercicio constante no solo ayuda a modelar la figura y tonificar los músculos, sino que además puede promover el transito regular de los alimentos y desechos por el tracto digestivo.

Con solo incluir unos minutos de una sencilla rutina de ejercicios en tu vida diaria, unos pocos días a la semana, podrás ir al baño de forma más frecuente y con poco esfuerzo. El ejercicio fomenta el movimiento intestinal lo que promueve el paso continuo de las heces evitando atascos y heces extremadamente secas que resultan en evacuaciones dolorosas.

Consumir fibra es lo mejor para ir al baño

La ingesta de fibra diaria en los adultos promedios es de 20 o 30 gramos. Lograr consumir esta cantidad no es imposible, puedes incluir en tus desayunos cereales como la avena, el afrecho, salvado de trigo o las semillas de lino; que aportan una gran cantidad de fibra lo que permite la regularización del transito intestinal.

El cuerpo humano no tiene la capacidad de digerir la fibra, así que cuando consumes este tipo de alimentos lo que haces es arrastrar con ellos todos los desechos que puedan estar atorados en tu aparato digestivo, y que influyen en la regularidad en que visitas el baño. Las frutas con piel y las verduras son también una rica fuente de fibra y vitaminas.

Cambia la posición en que vas al baño

Nuestros cuerpos están diseñados para ir al baño en cuclillas, con las rodillas firmemente presionadas contra el pecho. La cultura occidental ha desarrollado la tendencia a ir al baño en posición sentada, con las rodillas a 90⁰ del tórax, sin embargo, esta no es la forma más adecuada para defecar del cuerpo.

Cuando adoptas una posición acuclillada a la hora de ir al baño relajas los músculos puborrectales y alineas el colon de forma que facilitas la excreción de las heces. Intenta elevar un poco tus piernas cuando sientas el llamado de la naturaleza. Puedes ayudarte apoyando tus pies sobre un banco o una pila de guías telefónicas.

Reduce las harinas y los alimentos procesados

Los alimentos ricos en gluten, azucares y grasas suelen ser perjudiciales para la salud intestinal. Existe en nuestros intestinos una sección encargada de absorber las calorías presentes en los alimentos a fin de proveer de energía el cuerpo.

Cuando consumes alimentos ricos en calorías ralentizas el tránsito intestinal, pues el cuerpo intenta obtener la mayor cantidad de calorías posibles. Sustituye en tus comidas diarias este tipo de alimentos por otros que contengan más fibras y líquidos que ayuden al fácil tránsito intestinal y te permitan ir al baño de forma optima.

Tomate tu tiempo para ir al baño

Aguantar las ganas de ir al baño porque no tienes tiempo o porque no te parece el lugar adecuado, puede ser fatal cuando intentas combatir el estreñimiento. Aguantar las ganas de defecar puede provocar que los músculos intestinales pierdan el reflejo gastrocolónico lo que te garantiza, sin duda, un pasaje al grupo de los estreñidos. Así que cuando sientas ganas de ir al baño no te aguantes y deja que la naturaleza haga su trabajo.

Planea tus comidas

Evita cenar muy tarde, el estómago función igual que nuestro consiente: por las noches se apaga. Si cenas muy tarde o muy pesado al despertar tu estomago no habrá logrado vaciarse por completo y te sentirás hinchado y sin ánimo de desayunar. Por otro lado, debes procurar que tus desayunos incluyan líquidos, fibras y proteínas para lograr una alimentación completa y balanceada.

Si bien los métodos de choque como los laxantes y otros medicamentos de este tipo pueden ser una solución inmediata que te hará ir al baño corriendo, no deben ser usados por tiempo prolongado, pues pueden inhibir el cuerpo de hacer por sí mismo los espasmos necesarios para el tránsito de los alimentos por el aparato digestivo.

¿Quieres dejar de formar parte de ese grupo de la población que tiene dificultades a la hora de ir al baño? El estreñimiento es un síntoma común que afecta a gran parte de la población mundial, todas las personas sufren de estreñimiento al menos una vez en sus vidas. Se caracteriza por visitas poco frecuentes al baño, dificultad para defecar y heces duras y secas. Aquí te hemos presentado algunos trucos y consejos que puedes aplicar en tu día a día para solucionar de una vez por todas está molesta situación y mejorar tu salud intestinal y tu estilo de vida.

Si a pesar de haber tomado cartas en el asunto no notas ninguna mejora y no logras ir al baño, es importante que acudas a un especialista de la salud y le plantees tu caso. En muchas ocasiones el estreñimiento viene ocasionado como efecto secundario de un medicamento, infórmale de tus síntomas y las medidas que has tomado en el asunto.

Así que ya sabes, si buscas una solución a tu pregunta ¿Cómo puedo ir al baño? Puedes aplicar estos consejos a tu día a día y notaras una respuesta muy favorable en tu cuerpo. No olvides la importancia de hacer un poco de ejercicio cada día, evitar cierto tipo de comidas, incluir mucha fibra en tu alimentación y organizar tu menú diario. Unos pocos cambios en tu estilo de vida pueden hacer que tus visitas al inodoro sean mucho más amenas y frecuentes.

Rating
4.7 / 5 ( 10 valoraciones)