ambulance bed bolt briefcase calendar chain chevron-left chevron-right clock-o commenting-o commenting comments diamond envelope-o envelope facebook feed flask globe group heart-o heart heartbeat hospital-o instagram leaf map-marker medkit phone quote-left quote-right skype star-o star tint trophy twitter user-md user youtube
Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
▷ Alimentos laxantes naturales para el  ⇒ estreñimiento

¿Qué es bueno para ir al baño rápido?

Si por alguna necesidad social o física tienes la urgencia de hacer del baño rápido, ya sea porque se avecina un viaje de muchas horas, un evento que requiere un tiempo considerable de tu tiempo, porque llevas ya algún tiempo estreñido y quieres evacuar rápido a toda costa, o simplemente porque no es una actividad que se te haga sencilla, hacer del baño de forma rápida te resultara crucial y necesario. ¿Qué es bueno para ir al baño rápido?

La respuesta más sencilla suele ser la correcta, ¡Tener ganas! Eso sin duda te hará ir al baño con tranquilidad y satisfacción. Pero de no ser así, ¿Cómo le damos un empujón y propiciamos estas ganas?

Increibles ofertas en todos nuestros poductos

Aquí tenemos un par de consejos para hacer esta tarea de forma sencilla. Es mejor querer ir al baño en el momento adecuado que tener que ir al baño y generar una situación incómoda.

Gel de aloe estimula las ganas de hacer del baño

Los cristales de la planta de aloe vera, suelen usarse en medicina para tratar quemaduras, lesiones en la piel y también el estreñimiento, por lo que no es de extrañar que el gel de sábila ayude a evacuar de forma rápida.

Para su uso solo necesitas extraer los cristales que se encuentran dentro de la planta, asegurándote de lavar bien la hoja primero. Una vez que hallas extraído todo este gel, lo procesas en una licuadora y te tomas de inmediato unas cucharadas del zumo de la sábila, en poco tiempo verás como puedes evacuar de manera natural.

Semillas de lino, para ir al baño rápido

Otra manera de mejorar tu movilidad intestinal de manera fácil y natural es tomando semillas de lino. Este cereal también conocido como linaza tiene grandes cantidades de fibra soluble lo que nos permite defecar de forma rápida y regular.

La mejor manera de consumir la linaza es dejándola reposar unos minutos en un vaso con abundante agua, y luego tomarse el líquido junto con las semillas. Si te parece desagradable la textura que adquiere el agua, puedes entonces agregar la linaza a los jugos de fruta o incluso a las ensaladas.

Manzana y aceite de oliva

El jugo de manzana puede ayudarnos a hacer del baño rápido y regularizar el funcionamiento intestinal.

Prueba este batido de aceite de oliva y jugo de manzana antes de ir a la cama y por la mañana notarás que podrás evacuar rápido y de forma natural. Mezcla media taza de aceite de oliva junto con media taza de jugo de manzana en una licuadora hasta que esté todo uniforme y tómatelo antes de dormir. Esta sencilla receta seguro aliviara tu tracto intestinal.

Ciruelas, un laxante natural

El clásico remedio de las abuelas para cualquier mal estomacal, las ciruelas, aparece nuevamente en escena para ayudarte a hacer del baño rápidamente.

Con las ciruelas, un poco de agua y miel, puedes preparar un laxante casero muy sencillo y cien por ciento efectivo, para ello agregamos a taza y media de agua hirviendo unas seis ciruelas secas y dejamos reposar cubierto durante toda la noche.

A la mañana siguiente le agregas una cucharadita de miel de abejas y te comes esta compota junto con su jugo.

Masajes abdominales

Los auto masajes son otra forma sencilla de inducir las ganas de hacer del baño en nuestro cuerpo, para ello emplea los aceites o cremas de tu preferencia.

Colócate acostado boca arriba, empieza haciendo círculos alrededor de tu ombligo, y sigue haciendo un movimiento de izquierda a derecha sobre tu abdomen presionando con fuerza. Estos masajes llevan poco o nada de dolor, así que si sientes un dolor agudo suaviza la intensidad de los movimientos.

A continuación, haz un movimiento vertical en el abdomen que vaya desde las costillas hacia el pubis en tres pasos: contacto, profundiza y desliza. Repite estos movimientos al menos unas veinte veces, cada uno para optimizar los resultados. Invierte un poco de tiempo en estos masajes y verás lo rápido que logras tu propósito de hacer del baño rápido.

Si bien estos consejos que te hemos dado te ayudaran a defecar de forma rápida, lo mejor para mantener una óptima salud intestinal y unos hábitos de evacuación correctos, es asumir una dieta rica en fibra, tomar abundante agua, evitar las comidas perjudiciales para la salud intestinal como lo son aquellas que contienen grandes cantidades de calorías y azúcar y evitar el sedentarismo.

Adoptar una posición en cuclillas al defecar también hará que la tarea sea más rápida y sencilla, después de todo, nuestros cuerpos están diseñados para defecar de esta forma. Evacuar en cuclillas no solo relaja el musculo puborrectal, sino que también endereza el colon lo que facilita el paso de las heces.

Si notas que ya ha paso un tiempo anormal desde tu ultima evacuación, y a pesar de haber tomado medidas para poder hacer del baño sin esfuerzo, no consigues ningún resultado, debes considerar acudir con un profesional de la salud y comentarle tu situación. El podrá asesorarte en el tema y recomendarte, en caso de ser necesario, los medicamentos o lineamientos adicionales, que te son necesarios tomar a fin de lograr una adecuada regulación de tu aparato digestivos.

Así que ya sabes, si estás buscando Qué es bueno para ir al baño rápido, te sorprenderá saber que muchos de los alimentos que tienes a la mano en tu refrigerador o despensa, te pueden ayudar a que todo fluya de forma natural.

No solo las clásicas ciruelas que siempre recomienda la abuela, si no también remedios homeopáticos como lo es el gel de aloe o el aceite de oliva, son de gran ayuda cuando buscamos una solución rápida y efectiva. Incluso con realizar pequeños cambios en la forma en que defecamos, como lo es la posición que se asume a la hora de la tarea o con unos breves masajes que estimulen los intestinos a empezar a moverse un poco, es posible sentir un cambio significativo y una regularidad intestinal inesperada.

Rating
4.6 / 5 ( 8 valoraciones)